Si todavía te provoca hablar

 

Lo que quiero que digas es que te encantaba conmigo;

que me ves hoy y piensas lo que te encantaba conmigo.

 

Que te encantaba conmigo la primera luz débil del día, la luz

recién apagada de la tarde, o de la noche, o de la noche tarde.

 

Que te encantaba conmigo el encuentro de mitad de día,

con su saludada y su despedida.

 

Que te encantaba conmigo montarte a tu carro y

manejarme, llevarme, voltearme, acelerarme y frenarme.

 

Que te encantaba dejarme para después encontrarte

conmigo, recogerme o encontrarte conmigo.

 

Conmigo como te encantaba reírte y desayunarte,

conmigo  después de la primera luz débil del día.

 

Luz que entró, despertó, pasó, recogió, dejó —

y recién apagó la luz.

 

Escrito 2005

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s